martes, 31 de agosto de 2021


 

DEL NUCLEO AL REVERDECER DE LA FIESTA BRAVA

“A Don  Anibal Vásquez e Hijos "

Por: Carlos Montoya "Mangonazo" (*)

Que el núcleo de la Fiesta Brava  es el toro no cabe duda alguna, pues alrededor del toro  giran empresarios, aficionados, turismo  restaurantes, bares,  toreros, subalternos  y público en general pues sin toro no hay fiesta. 

Pero ese toro tiene que ser tratado y manejado por manos expertas  pues para el toro bravo  la genética  es tan o igual de importante que el tratamiento  y manejo del toro, y eso lo saben muy bien los señores ganaderos don  Aníbal Vásquez  (Escapulario de Plata) y el matador Aníbal Vásquez, padre e hijo, respectivamente, con sus varios hierros de toros de lidia.  

Muestra de ello fue el festival del 28 de agosto de 2,021  en la plaza “La Esperanza”  del señor Tito Fernández , este último  que contra viento y marea  realizo  el festival taurino  que mezquinamente le negaron en  2 veces anteriores   con malas voluntades del Ministerio de Cultura e Interior .

Que el 28 de agosto sea el reverdecer  de la fiesta brava  ya está cantado  pues en Lima  y el Perú provincias (que no es Perú profundo como refieren los despistados, pues los Andes están  a miles de metros sobre el nivel del mar, no en la profundidad) resulta un ícono de un antes y un después de la fiesta en pandemia Covid 19, pues la suma de voluntades  bajo la batuta de don Tito Fernández  han logrado el reverdecer de ello  y abren trocha  en  la fiesta  brava , al decir del poeta Antonio Machado: “caminante  no hay camino, se hace camino al andar …”.

Vale  por los Sres. Aníbal Vásquez, para Tito Fernández,  los espadas, aficionados  y público en general que actuaron pundonorosamente con esa gran ilusión que nos dejó la sequía de pandemia ,  en esa plaza de toros  que  aunque pequeña, crece cada días más  y se agiganta  como la sombra cuando el sol declina  en Lurín e ilusiona con el nuevo reverdecer de La Esperanza  .

Lima 28 de agosto de 2,021

MANDONGAZO

Carlos Montoya Rodríguez

(*) colaborador invitado de este blog.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario