sábado, 24 de diciembre de 2016

Asociación de Abonados de Acho falla sus premios 2016


La Asociación de Abonados de la Plaza de Acho, dio ha conocer esta semana el fallo de sus premios otorgados a los triunfadores de la reciente Feria del Señor de los Milagros 2016, conforme la nota de prensa que gentilmente nos ha hecho llegar su presidente el reconocido aficionado Jorge Luis Pérez, la cual compartimos a continuación:


Premios Angel Valdez "El Maestro" 2016

Para el triunfador de la Feria por haber efectuado la Mejor Faena, al matador de toros, José María Manzanares, por su actuación frente al toro "Veraneante" lidiado en la 5ta. tarde de abono.

Matador con la Mejor Estocada, José María Manzanares.

Mejor Torero de Plata, Dennis Castillo Herrera.

Mejor Picador, César Caro.

Premios "Arabi Pachá" 2016

Mejor Toro, "Veraneante" de Hermanos García Jiménez.

Mejor Ganadería, Hermanos García Jiménez.

Lima, 15 de diciembre del 2,016.

________________
Nota de Redacción:
A propósito de Angel Valdez "El Maestro" y del toro "Arabi Pacha", cuenta la historia que cubriría al torero nacional con el halo de la hazaña y al semental con la aureola del mito; que por entonces las sociedades caritativas organizaban corridas de toros, siendo el caso que una de ellas, la Sociedad de Beneficencia Francesa auspicia una corrida en beneficio del hospital que conducía (la actual Clínica  Maison de Santé) como cierre de la temporada de 1885. Con la intención de brindar un espectáculo atractivo e innovador, el cual aseguraría buenos resultados económicos, consiguieron un enorme semental de la legendaria ganadería de Mala, toro con más de 10 años y de reputación temible debido a su gran fiereza. Se trataba del ahora mítico "Arabi Pachá", berrendo, astifino, grande y con muchísimo sentido pues había sobrevido a muchas lidias anteriores de las que siempre salvó porque se le lidió para "ser guardado" ya que nadie pudo o se atrevió a darle muerte.
El diestro elegido para lidiar y por fina dar muerte al monstruoso astado fue "El Maestro" Angel Váldez de quien todos los cronistas antiguos y actuales coinciden en señalar que fue el "mejor matador de toros peruano", claro hasta hoy que ha surgido nuestra figura mundial Andrés Roca Rey.
"El Maestro", quien más que buen torero fue ciertamente un gran estoqueador, cobró la friolera de 400 soles de plata por darle muerte. Era un negro descendiente de esclavos libertos por manumisión, nacido y criado en Nazca. El 24 de mayo de 1885, vestido de morado y oro, hizo el paseíllo con Mariano Soria "Chancayano" y Antonio Pastrana, con lleno de bandera en los tendidos, aguardaba el temido toro de Mala que ya emplazado en los medios dificultó la lidia de las cuadrillas que se guarecían en el templador. El toro aquerenciado en tablas se defendía dando unos derrotes espeluznantes, entonces "El Maestro" a puntillas lo llama por su nombre y éste que se le arranca revolviéndose directo al diestro quien, girando ágilmente sobre sí,  le ensarta un estocadón recibiendo que termina por fin con la vida de la colosal fiera generando el delirio de la muchedumbre. (MC).

"El Maestro" Angel Valdez, sentado, Juan Jiménez "Pulguita"
y Francisco Bonal "Bonarillo", en 1902.

Toro Arabi Pachá de Mala

miércoles, 14 de diciembre de 2016

GRANDIOSA FERIA DEL SEÑOR DE LOS MILAGROS ACHO 2016

Queda grabada en la memoria esta gran feria limeña, gracias a un buen manejo y mucha afición por parte de la empresa...

Llenos de bandera y bosque de pañuelos, Acho relució majestuosa

Escribe Martín Campos


Cuando a principios de año nadie parecía darse muchas esperanzas respecto del destino de la siguiente Feria del Señor de los Milagros toda vez que su panorama devenía entre la incertidumbre y la más absoluta falta de información con la que pudiera contarse, surgió casi a fines del trimestre el run run que los mexicanos de Casa Toreros, los mismos que firmaron apoderamiento con ARR, habían sido convocados por el ganadero y empresario taurino Juan Manuel Roca Rey para hacerse cargo conjuntamente en la quijotesca aventura de tomar Acho precisamente en el año que conmemoraba sus 250 de inauguración.

Pronto todo aterrizó a buen puerto llegando a adjudicarse el consorcio méxico peruano las riendas de nuestra plaza y su feria, nada menos que por un lustro. Desde el inicio la empresa tuvo gestos notables para con la afición. Obtenido el pliego y sin tiempo (el muy escaso en realidad) que perder, se convocó una primera conferencia durante el mes de julio anunciándose los posibles toreros que actuarían, el propósito de traer ganado español y de hacer arreglos en la plaza de cara a celebrar decorosamente sus 250 años. Luego, un mes después, se convocó a una segunda conferencia de prensa para dar cuenta de la conformación de los carteles definitivos y las ganaderías, anunciándose a nuestra figura Andrés Roca Rey para dos tardes como cabeza del serial, a Joaquín Galdós en una y sorpresivamente, en sagaz gesto, colocar una novillada pre ferial fuera de abono con la inclusión de nuestro paisano Luis López surgido de la escuela del matador Paco Céspedes. Los encierros fueron anunciados, cuatro españoles, de Garcigrande, Juan pedro Domecq, Zalduendo y Nuñez del Cuvillo que por problemas sanitarios fuera cambiado por la de los Hermanos García Jiménez. Más las peruanas de Camponuevo para la 2da. del abono, y uno de la debutante Centinela para la novillada.
  
Conferencia anunciando carteles y ganaderías

Inmediatamente, a través de su página oficial, nos mantuvo permanentemente informados sobre el avance de la organización de la feria, no reservando ningún aspecto y siempre manteniendo esa comunicación directa con el aficionado. Se promovieron descuentos y facilidades para la compra de abonos, precios para jubilados y estudiantes, a mitad de temporada un atractivo abono por las tres últimas corridas, descuentos de hasta el 50% para la del final. Además una sostenida campaña publicitaria con paneles en las calles y entrega a los abonados de carteles autoadhesivos para los autos. Profusa, novedosa e ingeniosa campaña de merchandise, ofertando diversos artículos utilitarios, como camisetas, pulseras, llaveros, relojes, colgantes, barajas y otros. También se incluyó una reunión para los abonados con Andrés Roca Rey en el Fundo La Esperanza donde los aficionados pudieron departir con el ídolo nacional junto a sus hijos menores, creando afición.

ARR con los aficonados y sus hijos en La Esperanza

Hizo oportunamente público el embarque de todos los encierros provenientes de la península, desde su encajonamiento en las fincas, traslados, subidas al avión y llegada a los corrales de la plaza. Realizó un significativo esfuerzo por remodelar nuestro desvencijado coso, al que desde muchísimo tiempo no se ponía mano en la plaza para atender sus refacciones más urgentes, se efectuaron diversos trabajos de restauración  para dejarla bella y reluciente digna de su solera. Se removió el polvo muerto y la polución almacenda por años sobre el ruedo sustituyéndola por 180 toneladas de albero proveniente de canteras especialmente escogidas y analizadas de Casma y Huarmey que le confieren un bellísimo tono ligeramente dorado, así mismo, se removió por medio de arenado a presión, las capas de pintura de los maderos y tablas. Los machones, pilares estructurales que sostienen los tendidos, fueron restaurados y resanados en sus capas de pintura reforzándose las partes dañadas con mallas de alambre para finalmente sellarlas y pintar íntegramente. De mano con la Beneficencia que invirtió una considerable suma se pudo renovar totalmente el sistema de tuberías de agua y alcantarillado, reparar los servicios higiénicos y poner incluso, personal de servicio permanente para su limpieza otorgando mayor comodidad al público, sobre todo a las personas mayores y damas.

Toro de Garcigrande 
Así mismo, la empresa auspició un concurrido ciclo de conferencias (conversatorios) semanales en colaboración con una connotada agrupación de aficionados, la peña "El Puntillazo" y el Centro Español de Lima, presentando a las figuras que actuarían junto a los ganaderos o sus representantes. Del mismo modo la Beneficencia organizó dos coloquios con los destacados aficionados el doctor Carlos Bazán Zender, presidente del Centro Taurino de Lima, que abordó la historia de las presentaciones de todos los diestros que actuaron en la plaza de Acho; y la del abogado Jaime de Rivero, miembro del patronato Pro Acho que disertó sobre los cambios arquitectónicos producidos en el coso bajopontino
Mención especial sin duda merece el gran equipo humano que sostuvo el andamiaje de la empresa, desde sus directores y socios: Pablo Moreno, Pablo Corona, Juan Manuel Roca Rey, su gerente Luis Sayeg, la siempre atenta y diligente Arlette Ferro, el profesional taurino Luis Herencia, el batallador Dickey Fernández y todo el personal administrativo que los secundaron.

Conversatorios en el Centro Español

Todo este encomiable afán sumado a la rutilante estela formada en torno a nuestra figura mundial Andrés Roca Rey propició un vuelco general a los tendidos, principalmente en la primera  tarde inaugural del abono y la del cierre apoteósico que registró un lleno de bandera. Destacable también la entrada que dejó la novillada y la cuarta tarde. Siendo las dos restantes de algo más de media entrada, con lo que a palabras del director de Casa Toreros, Pablo Moreno, se concluyó con cifras en azul.

De las faenas, ganado y actuaciones...

Se lidiaron en total 30 astados de las referidas ganaderías, más seis novillos de la Centinela que debutaba en Acho. En general todas las corridas con el trapío muy ajustado, siendo muchos toros terciados y anovillados pero con diverso juego que posibilitaron buenas, regulares y magníficas faenas de sus matadores. Todos permitieron esa toreabilidad de la que se habla hoy en día. Salvo los de Camponuevo que mansearon descaradamente y tuvieron peligro sordo exigiendo el carné a la terna.

Sobresalieron en comportamiento por lo menos una docena, resultando cinco de ellos  muy buenos toros: "Veraneante" de García Jiménez, tocado en segundo turno para Manzanares y al que finalmente se le otorgó el Escapulario de Plata. "Rabanillo" de Domingo Hernández (Garcigrande) lidiado por El Juli; "Zarabanda" de Hns, García Jiménez, también para Manzanares. "Malcosido" de Juan pedro Domecq para Alejandro Talavante. "Veleto" del hierro de Garcigrande que le tocó a Andrés Roca Rey. 

Del encierro nacional de Camponuevo decepcionaron por su mansedumbre y falta de casta, desarrollaron malos sentidos y llevaron peligro sordo. No obstante las buenas intenciones del ganadero que había declarado en la víspera de la corrida que ni él mismo sabría como saldrían sus toros pero que apostaba a que fueran buenos. Por ello mismo fue desmesurado el maltrato verbal que sectores orquestados de sol le prodigaron. Con un público irreconocible esa segunda tarde del abono que dejó mucho qué desear. Salvo aquella infeliz jornada por parte del tendido, las demás el público de Acho estuvo correcto.

La Centinela debutó en Acho con un bien presentado encierro, variados de tipo y con juego diverso, mansos en general y alguno más complicado llevando peligro. Destacó el lote lidiado por el joven torero peruano Luis López que causó grata impresión por su decidida actuación, valor y entrega, acorde a la gran responsabilidad que se le presentaba. Actitud que no solo caló en la afición sino que además ya le aseguró repetir presentación en la siguiente temporada. Un torero con condiciones y fundamentalmente con ese arrebato por ser alguien y abrirse un camino en esto. Estamos seguros que nos deparará muchas satisfacciones en el futuro.

Futuro prometedor de novillero nacional Luis López

De los matadores que partieron plaza, destacaron las grandes actuaciones de El Juli que vino a Lima dispuesto a no resignar su lugar como figura mundial. Ofreció una actuación redonda que no coronó por el fallo con los aceros pero que puso a todos de acuerdo, salvo por esa peculiar manera de entrar a matar que a muchos no gusta, incluido este servidor.

Enrique Ponce, maestro consumado que tiene innumerables adeptos pero también detractores en Lima que no le perdonan nada, muchas veces colmando la impaciencia. Realizó una extraordinaria faena al toro "Merecedor" de Juan Pedro Domecq que hubiera sido de triunfo histórico sino fuera por el fallo con la espada. tanto así que en gesto de vergüenza torera el maestro valenciano no pudo contener las lágrimas emocionado ante la ensordecedora ovación que Acho le entregó como antaño a los grandes del toreo que pisaron su ruedo.


Natural de El Juli


Verguenza torera del maestro Ponce

Alejandro Talavante, en el mejor momento de su carrera, pletórico, soberbio, pedazo de torero, de verdad pura. Estuvo sencillamente sensacional con sus dos toros destacando la gran faena hecha a "Malcosido" de JPD, con pases cambiados de rodillas, derechazos encajados y naturales con mucha hondura. Cómo ha estdo este año Talavante, inmenso, desplegando un toreo puro, profundo, fundamental y consolidando su tauromaquia como una de las mejores.

Alejandro Talavante

Morante de La Puebla, un artista consumado, vino con gran predisposición y estuvo en Morante. Lástima no haberle tocado ese toro que todos esperamos siempre le permita hacer el toreo de ensueño que se le conoce. Aún así dejó la impronta de su arte bien puesto en Lima.


Cumplieron buena actuación pese a que se las vieron con la complicada corrida de Camponuevo los diestros, Juan Bautista, Daniel Luque, que fue cogido, y Ginés Marín que justificó plenamente su inclusión y al que deberíamos volver a ver el próximo año.

Paseíllo de la segunda de abono

Alberto López Simón, que lidera el escalafón español, alternó en un mano a mano con Joaquín Galdós. Contienda desigual por la diferencia de recorrido entre ambos. El madrileño mostrando entrega y voluntad, poniendo todo de sí principalmente en la faena a su segundo toro.

Nuestro compatriota Joaquín Galdós es un torero de aire fino, de muletazo con recorrido profundo, que supo cumplir con su actuación y que convencido él más que nadie de que tiene todas las condiciones para ser otra estrella fulgurante en el universo taurino, nos dará muchas satisfacciones.

Drechazo rodilla en tierra de López Simón

Forzado de pecho de Joaquín Galdós


El mexicano Joselito Adame gusta en Lima, estuvo entregado y ganoso. Manejó con plasticidad el capote dejando en la retina unas zapopinas marca de la casa. Se le espera la próxima temporada.

Zapopinas de Joselito Adame


Andrés Roca Rey en figura...

Sin duda las actuaciones de nuestra figura mundial Andrés Roca Rey que encabezó el serial con dos tardes, la primera y última, las cuales registraron llenos de bandera sobre todo la del cierre que además hizo lucir a los tendidos colmados de pañuelos blancos como hace mucho tiempo extrañábamos ver a la plaza, colmó ampliamente las expectativas con un indómito Andrés Roca Rey, que sale lo mismo allá que acá, con este o aquél, con lo que le pongan en frente, a no dejarse ganar, a ir adelante siempre con esa cota de entrega, arrojo, que no de temeridad suicida como lo señalan algunos en comprensible ansiedad de no verlo lastimado, porque a Andrés lo queremos todos, propios y extraños, y que pese a ello no somos nadie para decirle que renuncie a la esencia de su arrebato inconmensurable que él mismo en muchas ocasiones ha descrito como  fundamento propio de su identidad, que por ahora, como vemos le es irrenunciable.
Resultando que para muchos haya sido el gran triunfador de la temporada cortando seis orejas en total y obtenido el Escapulario de Oro en ajustada votación de ocho contra siete con Manzanares.

Triunfadores Andrés Roca Rey y José Mari Manzanares

Dejamos para el final la extraordinaria actuación en Lima 2016, de José Marí Manzanares con esa faena de ensueño al gran toro "Veraneante" de García Jiménez, muy bravo, uno de los mejores de toda la feria, ganador a merced del Escapulario de Plata.
Imborrables quedan ese quite por chicuelinas dinásticas evocando al magistral padre. Con la franela desplegando ese toreo de  lentitud pasmosa en naturales sedosos, larguísimos, consintiendo, endulzando y mimando a su toro para estructurarle una faena inmensa llena de temple y al ralentí deteniendo el tiempo que en el portento de sus muñecas apenas si resulta simple quimera.

José María Manzanares

De rodillas Andrés Roca Rey
Actuó como espada sobresaliente el correcto matador de toros nacional Víctor Hugo Garavito en los dos mano a manos programados.
Las cuadrillas de varilargueros y toreros de plata, con todo y algunos bemoles, cumplieron. Destacamos de entre los nacionales, como es costumbre reseñarlo en el Centro Taurino de Lima, al maestro Rafael López dando cátedra de cómo estar en la plaza; del maestro César Caro, su sobrino Angelo que coloca muy buen para a "Rabanillo" lidiado por El Juli;  buena puya de David de la Barra a "Paltero" toreado   por  Ginés Marín; Santiago Reyes y Joseph Rojas dentro de los de castoreños; las actuaciones   del siempre triunfal Denis Castillo y de  Ronald Sánchez que se  desmonteraron por  los buenos  pares a "Pelitino"  que le tocó  al matador  Andrés Roca Rey en  la  última tarde. También a destacar los pares de Aramndo Rojas "El Manco"; los  hermanos  Valdez. y Alonso Mamaní, jóvenes toreros que están haciendo las cosas bien  y  consolidándose.   Bien en la brega Ricardo Ramos "El Loro" . Alán Quispe  "Salvador Diaz" , Nilton Canales,  Darcy Tamayo , Denis Sánchez, El Piri y Miguel Esparza.
Durante la tercera corrida se presentó un espectáculo nuevo en Lima que concitó atención, los Recortadores Españoles.

Mención especial el retiro de los ruedos del varilarguero nacional Pedro Cárdenas en la cuarta corrida del abono dentro de la cuadrilla del matador Alejandro Talavante.

Despedida de Pedro Cárdenas
Recortadores españoles

Para muchos el escaso trapío de los toros desmereció las notables faenas resumidas sobre todo anteponiendo ello a lo hecho por Manzanares y que merecido es el triunfo de Andrés Roca Rey. Pareceres y gustos. Lo cierto es que hemos vibrado en esta versión de la Feria del Señor de los Milagros con actuaciones espectaculares, hemos salido contentos cada tarde y saboreamos esos aromas añejos de un Acho que ya casi no recordábamos.

Escapularios

Grandiosa Feria ésta de los 250 años de la plaza de Acho que fomenta afición la cual no dudamos irá para mejor el próximo año, Dios mediante. Gracias totales Casa Toreros-Consorcio Perú.

(MC/ Archivo fotográfico Mario Gallegos/ dic 2016 Copyright bocaderiego.blogspot.pe)



viernes, 9 de diciembre de 2016

EXITOSO FESTIVAL TAURINO CHOTA 2016

Balance positivo con utilidades de S/. 90,000 dejó festejo pro construcción de la nueva catedral de Chota...


Escribe Monseñor
Ricardo Coronado Arrascue (*)

El año pasado por estas fechas, no se nos había ocurrido la idea de organizar un festival taurino en «El Vizcaíno». No había precedentes para tal evento, y tampoco quizá una motivación clara. Hoy, sin embargo, la  motivación está a la vista: cualquiera que sin distracciones pasea la mirada por la Plaza de Armas de Chota nota un gran vacío. Falta la iglesia. ¿Por qué? Porque la que había, que databa de 1912, estaba a punto de colapsar. Además Chota, como Sede Episcopal, exige una Catedral. Nunca antes la había tenido. La que se usaba como tal no tenía la seguridad ni menos las características para cumplir con ese propósito.
La idea de un festival benéfico surgió en la barrera de la misma plaza de toros en donde se discutía el merecimiento del escapulario y demás trofeos para los que actuaban en la feria de “San Juan Bautista”. La idea, propuesta por el aficionado Orlando Vallejos Díaz, realmente fue tomada con escepticismo, con pesimismo. Pero la sugerencia, por su sagacidad, no dejaba de resonar con insistencia cada vez más convincente. Una vez expuesta la idea a uno de los ganaderos notables que participaban a la sazón, don Aníbal Vásquez Nacarino, de Paiján, el itinerario emprendido ya no tenía retorno: «piedra y palabra suelta no tienen vuelta». Ahora sólo había que poner fecha y ponerse a trabajar y, sobre todo, convencer a muchos.
Había varias fechas posibles: la primera que era casi obvia, después de la feria taurina y chotana por antonomasia, era el 8 de diciembre, día de la Patrona, la Inmaculada Concepción. Pero bien sabía que hallaría una resistencia de la que yo mismo era parte: La Virgen en Chota nunca ha querido más que sus novenas, la devoción y el amor de su pueblo… y además los obispos nunca vieron con benevolencia que se pusieran añadidos de ningún tipo a esta solemnidad. ¿Qué fecha proponer entonces? El primero de noviembre. Y razones sobran; pero hay tres indiscutibles. El primero de noviembre el P. Juan Ramírez, fundaba Chota en 1552. Además, «Todos los Santos» ha sido el título de la Parroquia de Chota desde tiempos inmemoriales y será el título de la Catedral que se está erigiendo. Por otro lado, es feriado, no hay conflicto con las celebraciones en Acho y los taurinos que pueden acudirían sin grandes esfuerzos.


Quedaba, no obstante, trabajo por hacer: necesitábamos antes que nada el fundamento de la fiesta, los toros, novillos en este caso. El primero en ofrecer con gran generosidad un novillo fue el ya mencionado don Aníbal. Y sin dudar se sumaron don Jorge Villacorta Díaz, cuyos apellidos tienen prosapia y contenido histórico chotanos. No menos pronta y generosa fue la respuesta de don Hernán Vásquez de Cajamarca. Ellos eligieron para la compra de sus novillos la ganadería de su preferencia, Paiján. Sabemos, no obstante, que hay otras prestigiosas ganaderías en el Perú. Se acudió a varias de ellas y hallamos la respuesta magnánima de los ganaderos Manuel y Orlando Sánchez Paredes. Sus divisas ondearán en sendos ejemplares. Con la ansiedad del correr del tiempo era hora de presentar un cartel atractivo, y el primero en ofrecer su participación fue don Emilio Serna, ya conocido en las plazas del Perú; pero no sólo nos ofreció torear; su amigo, don Rissell A. Parra Céspedes, nos donó uno y luego otro, finalmente: ¡dos ejemplares!
Inesperadamente don César Azabache Soto, de España, apoderado de notables diestros se puso en comunicación. Ofrecía los toreros que hicieran falta y optamos por dos con fama y carisma reconocidos en nuestro coso y otros vecinos: Salvador Cortés y Oliva Soto. Salvador Cortés no pudo venir y con la mayor voluntad lo sustituyó el venezolano, Fabio Castañeda,  a ellos se añade el nacional César Bazán, el Yeta.
El principal objetivo es recaudar fondos para la Catedral. Personas con una cultura ilustrada advierten el significado de este proyecto. Una catedral es la edificación más importante de una ciudad. A su sombra se consolida el carácter de una sociedad: Cracovia y la Catedral Wawel, Roma y San Juan de Letrán, Colonia y la catedral de san Pedro, Moscú y San Basilio, y un número enorme de ejemplos testimonian el significado histórico, arquitectónico, cultural –por supuesto– litúrgico y teológico de una edificación de ese carácter. Asociar el esfuerzo personal en este propósito es entrar de un salto en los anales de la historia.
Pero se podía seguir soñando ¿se podían añadir otros objetivos aunque fueran menos grandiosos? Claro, porque también son nobles. Promover la tauromaquia y las figuras nacionales, se nos antojaron como muy legítimos. Sabemos que estamos en un tiempo en que la post-modernidad en el sentido más peyorativo del término, sólo conoce los términos de diversión, utilitarismo, placer, etc. como los que pueden dar significado y validez a una actividad. Sacrificio, drama, valor, integridad son términos que escasean en el vocabulario común. A esto se añade la convicción de que lo legal es lo moral. Es decir, vía legislativa se dicta la nueva moral de consensos. Los católicos creemos que quien define el bien y el mal es Dios. Nos dice a quién o qué debemos amar, adorar, servir... En las determinaciones más importantes de la vida, en nuestro devenir existencial, el Estado no puede imponernos principios morales; ni definir quién es o no nuestra familia, qué estado de vida elegir...  Pero ahora pareciera que se reclama desde los sectores menos sospechados que el Estado totalitariamente nos diga qué es moral y que nos defina la vida. Pareciera que los toros se convierten en ese reducto de libertad en donde el drama de la vida y la muerte, no produce placer, pero sí impresión estética. Es una confrontación tan grande con la realidad existencial del peligro, dolor, muerte, que en la mente modernista y relativista no halla dónde ubicarlos y se responde con la prohibición.
Pero había más: Chota hasta ahora ha contemplado a figuras y ganaderías consolidadas. ¿Podría convertirse en un lugar donde se promoviera a las figuras emergentes también? Un festival es el espacio ideal: matadores cuajados junto a los que empiezan con sus esfuerzos era la respuesta más adecuada. Y surgieron los nombres de Luis López, que da ya pasos muy firmes, Carlos Cabellos, para quien sus sueños empiezan a ser más palpables y la recientísima y joven figura de Nicolás Vásquez de las Casas.
¿No era para entusiasmarse? En los pueblos de nuestra sierra los toros son por siglos parte integrante de su identidad. Lo demuestra los más de 700 festejos taurinos que se celebran al compás del calendario litúrgico. Chota es un ejemplo más que insigne de esta realidad. ¿No era para celebrar? Catedral, Plaza el Vizcaíno, Todos los Santos, Fundación; cada uno motivo suficiente para arrobar el ánimo en un gran festejo que no sólo legitima el entusiasmo, sino que ofrece un espacio de afirmación valiente para expresar nuestro estilo de ser peruano, cristiano y solidario, al estilo de Chota.                                                                                                                                                                                                     
video


(*) Vicario Judicial en Colorado Springs, Colorado, USA

miércoles, 7 de diciembre de 2016

CENTRO TAURINO DE LIMA CELEBRA 117 AÑOS DE FUNDACION

Con 126 años de existencia y gran solera, la peña decana es la segunda más antigua en actividad existente el mundo taurino...casi nada


Por Martín Campos

El Centro Taurino de Lima, la peña decana de aficionados del Perú, América, y una de las tres más antiguas del mundo taurino, cumple hoy 7 de diciembre 117 años de fundación desde que en el año de 1899 connotados aficionados de estirpe y solera decidieran formalizar su fundación tras unos seis años previos, desde 1893, que ya existiera como grupo de adeptos taurinos reuniendo a lo más renombrado de la afición taurina de la capital peruana.
Fue concebido tras arduo esfuerzo de don Francisco Espinoza Magán, conspicuo aficionado a quien se le conoció con el distintivo de ser "El Padre de la Afición" siendo gestor, promotor y primer presidente de "El Centro" como inicialmente se denominó a la institución. Acompañaron aquella primera directiva los señores: Antonio Garland, Juan Durán, Felipe Varela, Domingo Rey, Guillermo Romero, Pedro Larrañaga, Alberto Ayulo y Alberto Basombrío. Integraban El Centro personalidades como el que fuera presidente de la República don Augusto B. Leguía, Andrés Avelino Aramburú, Octavio Bernales, Guillermo Gastañeta, Carlos Hartung, José Antonio Aramburú, entre otros muchos más. En aquella época conformaban una asociación de 234 miembros.

El Acta Fundacional dat del 7 de diciembre del año de 1,899 y en su primer considerando estatutario establece la finalidad principal de la institución: "El Centro Taurino de Lima tiene por objeto formar la afición a las corridas de toros y procurar el mejoramiento de estas".
El CTL contó con una plaza de tientas propia, de propiedad de su fundador don Francisco Espinoza, ubicada en los alrededores del jirón Guzmán Blanco del distrito de Breña. Allí se realizaron muchos festejos con reses de muerte donde participaron exclusivamente sus asociados según los mandatos estatutarios marcando así el surgimiento de lo que posteriormente se vino en llamar "toreros aficionados".
Uno de estos primeros "señoritos toreros" fue Felipe Sassone quien radicó en España convirtiéndose en autor teatral allegado a la Casa Bienvenida y que justamente escribiera la obra " Pasos de torero" en honor de Antonio, hijo del Papa Negro.
Pasaron varios años de fructífera y entusiasta actividad hasta que por orden natural de la vida muchos de aquellos añejos señores dejaron de estar y el CTL cayó en un letargo del que fue resurgido en los años sesentas, justamente un 7 de marzo de 1961, en que fue re-fundado por iniciativa de aficionados de raigambre taurina como don José Quevedo Valderrama y don Moisés Espinoza Zárate, entre otros, teniendo por aquella época a personas como el arquitecto Fernando Belaúnde Terry entre sus amigos y quien fuera asiduo concurrente a la plaza del Centro.

Durante la temporada de ese año el CTL  develó una placa de bronce en  la plaza de Acho, bajo la presidencia de don Rafael Puga Estrada, en uno de los machones del tendido dos de sombra. Plancha donde la institución habría de colocar cada año el nombre del diestro que resultara triunfador siendo el primero en aparecer, el toledano Gregorio Sánchez, luego Antonio Ordoñez en 1962, Santiago Martí "El Viti" en 1963; Manuel Benítez "El Cordobés" en 1964; Manuel Cano "El Pireo" el año siguiente.

En la actualidad, esta tradición se ha trasladado al hermoso mural de azulejos ubicado al lado del patio de sombra, donde se perenniza le nombre de todos los ganadores del Escapulario de Oro del Señor de los Milagros siendo muy vistoso y llamativo para los visitantes nacionales como extranjeros que gustan de retratarse allí.

Un hecho significativo que marca la historia de la peña decana es que el pasodoble "Centenario del Centro Taurino de Lima" haya sido interpretado durante el paseíllo en la catedral del toreo, la plaza de Las Ventas de Madrid, el 2004 durante la tradicional Corrida de la Beneficencia, bajo gestión de los socios Antonio Pecho, César Paredes y Mariano Aguirre presidente de la Federación Mundial de Peñas Taurinas.

Hace tres años, el 10 de diciembre del 2013, la actual directiva culmina un largo anhelo truncado durante mucho tiempo, que es el de otorgar por fin personería jurídica a la institución y adecuar sus viejos estatutos a las modernas normativas sobre sociedades que establece la legislación peruana. Es así que se formaliza su inscripción definitiva como asociación civil sin fines de lucro, mediante escritura pública consentida bajo Título 2013-01189290,  Partida  N°13186232 de los Registros Públicos de Lima.


En la actualidad, con el liderazgo de su actual presidente, el doctor Carlos Bazán Zender y toda su directiva, con la decisión unánime de sus asociados y amigos, el CTL, ha venido adoptando una política de cambios y apertura acorde con los tiempos modernos, siempre en pro del fomento de la actividad y afición taurina en nuestro país, fieles al legado de sus preclaros fundadores. De tal forma que hemos incorporado a las damas como socias plenas de la institución, propiciando el ingreso de hijos menores como socios junior y también abierto nuestras puertas a jóvenes aficionados comprometidos con nuestros ideales quienes conformarán el natural relevo generacional del mañana que hoy se avizora prometedor con el re avivamiento de la afición ante el surgimiento de nuestros toreros triunfadores Joaquín Galdós y sobre todo de la figura mundial que es Andrés Roca Rey y a quienes tuvimos desde un principio en nuestras conferencias como protagonistas.

!!! Fuego !!! |

lunes, 5 de diciembre de 2016

ANDRÉS ROCA REY RECIBE EL TROFEO "CÉSAR GIRÓN"

Torero peruano es el primero en ser distinguido con este premio

Miembros de la institución internacional gironista entregan la distinción 

(Enlace Perú Taurino)
El matador peruano Andrés Roca Rey ha sumado la tarde de hoy un nuevo galardón a su brillante y triunfal carrera taurina. La Fundación Cultural Girón, entidad internacional con sede central en Venezuela y con filiales en Colombia y Perú, ha distinguido al diestro peruano con el trofeo "César Girón" que premia a la personalidad taurina peruana más destacada que durante el año haya incidido de manera positiva en favor de la tauromaquia. Roca Rey fue elegido por unanimidad por los socios de la Fundación como el "Personaje Taurino del Año 2015". Distinción instituida a partir del año pasado, por lo que el torero nacional se constituye en la primera personalidad en recibir el trofeo "César Girón". La cita ha sido celebrada en el Hotel Sonesta de San Isidro, el hotel de los Toreros, con la asistencia de los los directivos de la Fundación Cultural Girón del Perú, que preside el periodista Carlos Castillo.

Carlos Castillo y Andrés Roca Rey






MANZANARES DETIENE EL TIEMPO, ROCA REY MONUMENTAL Y SUTILEZA DE MORANTE EN GRANDIOSO CIERRE DE FERIA


Roca Rey se hace del Escapulario de Oro cortando cuatro orejas, Manzanares 2 y Morante 1



Escribe Martín Campos
Fotos de Francisco Gallegos 

La gente totalmente entregada y volcada en masa a los tendidos de nuestra plaza que celebró por todo lo alto su sesquibicentenario aniversario con grandioso colofón de una rotunda feria que nos regaló una empresa conocedora, manejada con mucha afición y compromiso
En efecto, con la mejor entrada en muchos años, donde el público abarrotó los tendidos, se dio la quinta corrida de la presente edición de la Feria del Señor de los Milagros, Acho 2016, y bajo brillo solar intenso, hicieron el paseíllo esta tarde del domingo 4 de diciembre, los diestros Morante de la Puebla, de malva y azabache; José Mari Manzanares, de burdeos y oro, y Andrés Roca Rey, de teja y oro.
Toros de Hermanos García Jiménez, buenos, con juego variado, destacando el primero, quinto y sexto, siendo el segundo de Manzanares, un gran toro, muy noble y bravo.
Espectacular ovación en el saludo de bienvenida que Acho acostumbra, haciendo salir al tercio a la terna. Qué hermosa luce la plaza llena hasta las últimas filas, brindando este colosal recibimiento que estremece.


Paseíllo en marco de lleno espectacular  ayer en Acho




EL SUTIL ARTE MORANTISTA
Siempre se le espera y se le esperará al de la Puebla. Maestro esteta de subliminal concepción artística. Recibe al que abre plaza, “Derribado”, negro listón, de 474 kgs., lanceando el capote por verónicas y bonito remate en Morante que propician los primeros aplausos. Yaco II  en el segundo encuentro recarga algo y se protesta. Cuando se da uno, pitos, ahora que recibe dos puyazos el toro, también. Desconcertante público de ahora.  Carretero bien en el primer par y mejor en el segundo.
No hay brindis y comienza la faena de muleta con derechazos por bajo a un toro que mete la cara con clase, tiene son pero es justo de fuerzas y pierde en una las manos. Va mejor por el derecho que es por donde pasa mejor  aunque le falta un pellizco de chispa para transmitir. Se descalza para instrumentar un par de derechazos inmensos que podrían apagar la luz y dejarnos marchar tranquilos, pases por alto, cambiados y de pecho que encienden la música y dejan oír los primeros olés. Algo protestón el toro sobre las rayas no permitiendo el acople total. No va por más y concluye una faena que no alarga con ¾ de estocada arriba de la que dobla rápidamente el burel. Faena donde el de Puebla estuvo por encima del que le tocó en suerte, dejando verse y a gusto. Ovación. Le conceden una oreja.  Aplausos al toro en el arrastre y algunos pitos del sector alto del 12.



A su segundo, “Caramelo”, negro, bragado, es decir de vientre blanco, de 494 kgs., que sale con el morro golpeado, lo lancea por alto probándolo. Angelo Caro señala bien en un puyazo largo. Destaca Alonso Mamani en los palos. Brinda al público y va por ayudados, en uno se le vence y un desatinado le grita” párate en los medios”. El toro acude, embiste y sigue el engaño pero con escasa transmisión.  En la siguiente serie parece despertar el toro y repite con más alegría logrando una buena serie que devuelve los olés, olés! Vuelve a descalzarse y pese a la voluntad decae la faena que no tuvo casi nada por el izquierdo. Estocada desprendida entrando bien. Descabello certero que lo pasaporta. Silencio.
Pase por alto de Morante

Genio y figura

CUANDO EL TIEMPO NO TIENE RAZON DE SER…
En la mano portentosa de un José Mari Manzanares que detuvo todos los relojes en el que salió quinto. Antes, en su primero, segundo de la tarde, de nombre “Zarabanda” un negro listón de 493 kgs., que es alegre y remata en el burladero del 4, son por verónicas el recibo en los medios a compás abierto que remata con vistosa revolera. Pica Pedro José Morales y el tercio de banderillas no es lucido.
Sin brindarlo comienza por derechazos de gran factura, con mando y hondura rematando el pase a un toro que aunque tardea algo es fijo y toma el muletazo. Derechazos por bajo, molinete y cambio de mano que liga con el de pecho. La banda se echa a tocar y la gente se entusiasma. En la siguiente lo prueba por el pitón contrario pero es poco lo que ofrece el torito que le pega un par de miradas y le mece arriba la cara. Se queda y ya casi no quiere pasar el burelito que tiende a rajarse. Apresurado pese a que lleva la cara alta y no está cuadrado, entra a matar caminando marrando como era previsible, tres pinchazos hasta que por fin al cuarto intento sin tomar distancia entierra la espada en buen sitio que mata casi de inmediato. Silencio.


Preciosa revolera de remate
La faena de ensueño llega en el quinto, un gran toro, muy bravo, de lejos el mejor del encierro y de toda la feria, ganador a merced del Escapulario de Plata. Bautizado como “Veraneante” es negro de capa con 476 kgs.,al que recibe a gusto por verónicas y que se arranca al caballo que monta César Caro que instrumenta buen puyazo pero sale perdiendo las manos el torito y se recuesta a un costado. El quite es magistral por chicuelinas dinásticas que obligadamente evocan al gran padre del diestro, ceñidas y a manos muy bajas,  olés inmensos bajan entonces desde todos los tendidos. Gonzáles bien por alto con las banderillas, al turno de Denis Sánchez le recorta el viaje el toro y pasa en falso colocando muy bajo. Inicia la labor con la pañosa en una buena serie de derechazos muy poderosos y templados, embarcando la embestida del toro que tiene mucha clase y transmisión. La faena es por ambos pitones, con lentitud pasmosa en naturales de ensueño, larguísimos, consintiendo, endulzando y mimando a su toro para estructurarle una faena inmensa llena de temple tocándolo apenas para meterlo y conducirlo en su muleta de la que va prendida su oponente bajo la poderosa muñeca del alicantino que quiebra tanto como para dejar oír su crujido. Pases por ambos lados con aire hondo y a ralentí que detienen los relojes y presagian clamoroso triunfo. Todo en un palmo va por el redondo eterno ligando el de pecho que vuelca la plaza a sus pies y catapulta al público de sus asientos. Se divisan algunos pañuelos pidiendo el indulto para el toro que no prospera. Con la faena hecha y el Escapulario en las manos entra a matar recibiendo dejando espadazo fulminante del que dobla ipso facto el gran toro de García Jiménez. Le gritan ¡toreo, torero! Y la plaza es un loquerío en medio de un bosque de pañuelos blancos. Le concede el juez las dos orejas que pasea entre clamores. Pañuelo azul para el toro. Emocionado el diestro recoge en los medios un puñado de arena que besa y lanza a los aires en señal de evocación por la figura paterna del maestro Torero de Lima al que con riesgo de que nos tilden de hereje pensamos ya está alcanzándolo.

José Mari Manzanares lo que se hereda no se hurta
Muleta portentosa la del alicantino

en el nombre del padre

EL GALLO PERUANO DE GONADAS DE ACERO…
Si Manzanares ya saboreaba el Escapulario, que de haberlo obtenido nadie hubiera disentido, hubo uno que aún no resignaría verlo camino a la Iberia. Ese fue, es y será (hasta cuando Dios mismo se harte de verlo estremecer al mundo entero) el indómito Andrés Roca Rey, que sale lo mismo allá que acá, con este o aquél, con lo que le pongan en frente, a no dejarse ganar, a ir adelante siempre con esa cota de entrega, arrojo, que no de temeridad suicida como lo señalan algunos en comprensible ansiedad de no verlo lastimado, porque a Andrés lo queremos todos, propios y extraños, y que pese a ello no somos nadie para decirle que renuncie a la esencia de su arrebato inconmensurable que él mismo en muchas ocasiones ha descrito como  fundamento propio de su identidad, que por ahora, como vemos le es irrenunciable.


Verónicas rodillas en tierra de ARR
“Clandestino” es su primero, el que sale tercero, negro con 472 kgs., al que recibe con larga de hinojos en el tercio, lo lleva  a los medios con garbo torero en los vuelos de su capote, remate primoroso a una mano para dejarlo en jurisdicción de David de la Barra que se agarra bien. Buen par de Ricardo Ramos “El Loro”. Es atronadora la ovación para el de la casa en el brindis ofrecido en los medios. Ovación de épocas idas que endulzan los recuerdos y enjugan párpados humedecidos. Ayudados por alto en el trasteo inicial, pierde la mano el toro pese a recibir pases sin sometimiento. En una lo cambia inesperadamente por detrás y pega el sobresalto en las gradas. Mete la cara el torito que es justito. Pase cambiado y el del desdén. Luego naturales, un farol y la música se echa andar. Ayudado por alto que liga con un cambiado; por la izquierda muy bajo esta vez arrastrando la franela. Deja algo abierta la ventana y le mete el cabezazo. Olés que no tardan en aparecer. Cambio de mano y el forzado de pecho que es una pintura. Le gritan ¡Torero, torero!.  Todo lo hace Andrés y está por encima de su oponente en todo momento. Toreando de manera superlativa a despecho de aquellos que aún no tiene convencidos. En los medios manoletinas muy ceñidas, para preparar la muerte que llega con un espadazo fulminante. Bosque de pañuelos blancos que se traduce en orden directa al palco de la autoridad que concede de golpe las dos orejas. Clamor incondicional en la vuelta al ruedo del nacional.


El que cierra en sexto lugar es “Pelitino”, negro listón de 489 kgs., astifino del derecho, va por dos lances  probándolo, rodillas en tierra son hasta cuatro las verónicas que mece con temple para rematar con la larga. Buena pica de Joseph Rojas que da la sensación será insuficiente, en el llamado quite el primer lance alza el capote a modo de tafallera que encadena con gaoneras, un farol y otra larga para el remate. Requerido Denis va de poder a poder y tras colocar bien cae y queda a merced del noblote que no hace por él felizmente al saltar por encima del de plata mientras yace tendido. A su turno muy bien Ronald Sánchez que ha tenido una buena feria. Lucido el segundo de Denis por lo que ambos toreros se desmonteran y reciben pedazo de ovación. El tercio de la feria.
Luego de otra ensordecedora ovación tras el brindis, inicia genuflexo de ambas rodillas aguantando espeluznantemente el viaje del toro que parece se lo llevará de encuentro pero tiene ante él uno con más fibra que cualquiera, para sacar la arrucina impensable. Música acompañando los naturales con mano desmayada que son jaleados por la gente gritando ¡Perú, Perú! Como si fuera el fútbol, cosa que no nos parece esté bien ni que se cambie el pasodoble por la marinera, pero, cosas de gustos y colores, finalmente. Luego en la siguiente serie se deja enganchar al final del muletazo siendo así menos aseados los pases. Vuelve a la izquierda tratando de llevarlo pero ya se va quedando algo el toro que colabora menos. Cuando le exprimía los del arrimón final es levantado y le pega una voltereta que a todos acalla, se repone y valientísimo sin mirarse apenas, otra vez rodillas en tierra le mete la cara a la altura del pecho sin consecuencias. Le gritan desde el callejón “a por la espada” que coge y mete otro estocadón de efecto inmediato. Dos orejas que caen tras petición fuerte y sostenida por la segunda. Vuelta al ruedo con toda la plaza puesta en su esportón.

gallo peruano

Finalmente en ajustada decisión, el Jurado del Consejo Taurino del Rímac lo declara ganador del Escapulario de Oro del Señor de los Milagros 2016, por mayoría de ocho votas contra siete obtenidos por Manzanares; ganando esta forma ARR consecutivamente en dos años el máximo trofeo de la feria.
El Escapulario de Plata se lo llevó el toro “Veraneante” de García Jiménez lidiado por José Mari Manzanares.
La premiación se realizó en el Centro Español entre un gran número de aficionados.
Gran feria la de esta temporada que avizora  para mejor las subsiguientes.

Lleno total para el cierre de una gran Feria

(MC)