lunes, 21 de noviembre de 2016

DE TODO EN LA TERCERA DE FERIA, DEJANDO OPINIONES DIVIDIDAS

Buen encierro de Zalduendo y
ponderación en la suerte de varas 
que casi no se empleó...



Escribe Martín Campos, fotografía Mario Francisco Gallegos.

En tarde calurosa de fuerte brillo solar y con algo de media entrada en los tendidos, se dio la tercera corrida del ciclo ferial, hoy domingo 20 de noviembre del 2016.
Toros de Zalduendo, bien presentados, algo menos el primero y tercero que destacó sin romper; de juego variado y buenas hechuras; para el español Alberto López Simón, de sangre de toro y oro; y el de casa Joaquín Galdós Moreno, vistiendo hermoso traje grana y oro. Actuó de espada sobresaliente, el matador nacional Víctor Hugo Garavito, de catafalco y plata.
El madrileño López Simón lidera el escalafón con 68 actuaciones, 121 orejas cortadas, 7 rabos entre plazas de 1°, 2° y 3era. Mientras que el nacional Joaquín Galdós, 10 actuaciones y 15 orejas en total.

Invita el de casa al saludo desde el tercio, característico en Acho para recibir a los espadas, siendo ovacionados.



LOPEZ SIMON
Recibe a “Dependiente”, toro negro, de 480 kgs., que de salida sale suelto del capote y se para en frente del percal sin acometer. Ya en los medios se emplea mejor y lleva buen tranco. Pierde los remos al salir del caballo de Rivas, el torito acusa escasa fuerza. Pide el cambio el matador luego de vistoso recorte. Espeluznante paso en falso de Vicente Fernández que coloca al segundo intento saliendo apurado tras hacer hilo con él. Al turno de Ronald Sánchez se le queda corto. Brinda el madrileño al público en los medios, se ovaciona. A pies juntos empieza el trasteo por alto, observando la embestida bronca lo empapa en la muleta a efecto de que se cebe con ella. Buena serie que se jalea. No termina de entender se con el burel y hay poco acople. Son de uno en uno los muletazos más por derecho que es el pitón del toro, aún así son jaleados. En una le pierde la cara y se lo echa encima felizmente sin consecuencias. Por la izquierda se queda corto pero son sentidos los naturales. Suena la música y esta vez no se protesta. Vuelve a avisarlo por la diestra y el torero sin amilanarse se descalza en un arrebato de arrojo. Aliña al toro que ya se le apaga y lo despacha al tercer descabello, tras estocada y pinchazo hondo, respectivamente. Quizás debió entrar algo más vertical en la ejecución. Saluda desde el tercio.


“Ofuscado”, negro de 480 kgs, enmorillado, se muestra codicioso en el capote. Angelo Caro lo sujeta tapándole la salida. Cumplen Ronald y Salvador. Inicia por alto a pies juntos cerca a tablas, en pases de poco mando sin obligarlo, luego ayudados por bajo doblándose y el del desdén para rematar la serie. La siguiente ya asentado y gustándose con el burel que mete bien la cara pero se queda corto y no culmina el muletazo. Descalzo trata de imponer condiciones acompasando la embestida poniendo todo de sí en series donde echa mano a todos sus recursos, quizás no en faena estructurada pues el toro le recortaba el recorrido y se quedaba corto. Suena el pasodoble “Silverio Pérez” y los muletazos se acompañan con olés bajando del tendido. Aguanta una barbaridad López Simón en derroche de entrega y voluntad. El toro ya es mirón en uno que liga el natural con el de pecho. Cambio de mano y mete un soberbio derechazo. Tiene picos altos la faena. En uno lo cambio de improviso para doblarse con él metiendo a la gente en su cahaquetilla. Pinchazo y dos golpes de descabello terminan lo que pudo ser triunfo mayor que queda en ovación.

 El quinto, tercero del madrileño, lleva el curioso nombre “Red”, colorado ojiblanco, de 510 kgs., veleto. Lo recibe lanceándolo a la verónica. Señala bien Joseph Rojas, basta una entrada al caballo para ser cambiado. Alfonso Mamani aseado en el par destacando. Pega una mano en tablas e inicia por alto para echar rodilla en tierra descarándose, pases genuflexos que no llevan respuesta debido a la sosería del toro. Aguanta un parón al que se le queda corto. No es comprendida la faena y algunos pitos se oyen desde sol. Circular, derechazo y las manoletinas de rigor para culminar el trance donde ha expuesto mucho. Estocada algo descolocada pero que resulta de efecto rápido. Oreja.


JOAQUIN GALDOS
Algunos quedaron cavilando sobre el convencimiento de nuestro compatriota. Siendo él un torero fino y de toreo profundo pensamos que algo más pudo haberle sacado a sus toros.  A ratos quedándose cortito y con dudas.
A su primero, “Asistente”, toro negro listón, de 495 kgs., con cara, que se emplea bien en los de recibo, que son por verónicas metiendo la cara el toro. Ni bien está probándolo un impertinente desde el 12 le grita “a los medios”, cosas más hilarantes se dejan oír en estos tiempos. Recorte por bajo con mucha torería. Recibe un puyazo de César Caro. El quite es por chicuelinas sin invitar al alternante que tampoco toma interés en ejercer su derecho. Siendo un “mano a mano” lo más lógico es que se esperaran contrapunteos. Brindis en los medios que troca por ovación. Acomoda la montera que cae boca arriba. Principia doblándose y con cambio de mano. Son largos los muletazos, sometiendo por bajo. El toro tiene lo suyo y hay que estar por encima de él, taparle la salida para sujetarlo y meterlo en muleta. Estar seguro y firme en todo momento con el toro. Buena serie que enciende la música. Deja mucho rato la muleta sobre el suelo y el burel se distrae. Echa la cara arriba y tiende a rajarse pronto. Iguala y deja estocada entera algo caída que basta. Muchos piden el trofeo que el juez atinadamente no concede. Aplausos, saludo desde el tercio.


“Varón” es el cuarto, segundo de su lote, es aplaudido de salida, toro serio con cuajo. Desubicados siguen con la majadería de estar gritando tonterías como “párate” que no mellan en el torero que esta vez sale con mayor ímpetu. Se arranca con buen galope hacia David de la Barra que parte la vara. Brindis a su señor padre el ganadero Alfredo Galdós. No son lucidos los de inicio, poca transmisión en la embestida del toro. Le vuelven a gritar esta vez un lacónico “arrímate” alguien que no se ha enterado hasta ahora cuál es el estilo del toreo de Joaquín. La banda en otro desatino se lanza por su cuenta con “Manolete” que el diestro parecía pedir que se callara pero, como bien me lo sugiere el buen aficionado Luis Andrés Portugal, la cosa era “una por otra” y pide en cambio trocar a marinera la que finalmente también es acallada por el público. Lo lleva por largo en muletazos mandones, enmendando pues el toro se queda dejando sin espacio para ligar el siguiente. Son de gran factura los naturales, a su aire, hondos, aunque no remata del todo pues se queda corto el toro que retrasa su acometida. Suena esta vez en todo su esplendor la marinera (aunque de nuestro gusto sea siempre el pasodoble lo que acompañe las faenas). En uno levanta la cara y pega un hachazo. Decidido genuflexo liga con el de pecho antes de igualar. Estocada en buen sitio que hace rodar sin puntilla a sus pies. Oreja.


El que sale sexto lleva de nombre “Visionario”, remata de salida en el burladero del 3. Acusó el castigo en el caballo de Yaco que se agarra bien y Denis destacó pareando bien. Se desmontera y recibe calurosa ovación. El toro calamochea y rebrinca, prende la muleta pegando derrotes cortos y descompone la embestida. Sin más opta por aliñar y coloca media estocada recta. Faena sin acople que se silencia.


LOS RECORTADORES, TODO UN ESPECTACULO
Como estaba anunciado, se presentaron al final de la tarde, los recortadores goyescos causando expectativa por verlos en Acho. Algunos no lo han tomado bien, pero la mayoría lo disfrutó pese a que el toro de la Centinela “Relimpio” no se empleara ni acometiera con prontitud. Remate corto por lo avanzado de la hora que se fue en esperar más las arrancadas del toro. Recibieron de cualquier modo cariñosa ovación los liderados por el menudo Diego Navarrete “El Ratilla”. Mal el público retirándose antes de que concluyera el espectáculo mostrando falta de respeto. Lo mismo censurable que el Juez abandone su lugar antes de que culmine la salida de la terna.



Próximo domingo, cartel rematadísimo con el maestro Enrique Ponce, Alejandro Talavante y el mexicano Joselito Adame, ante toros de Juan Pedro Domecq. (MCF).


2 comentarios:

  1. No puedo creer que los matadores se hayan retirado sin el juez presente en plaza!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamentablemente así fue, estimado Luis. El usía al parecer llevaba prisa o alguna urgencia por dirigirise hacia Sol. Gracias por pasar por este humilde sitio que es de todos.

      Eliminar