domingo, 20 de noviembre de 2016

SEGUNDO CONVERSATORIO EN EL CENTRO ESPAÑOL



Escribe Martín Campos, el Duce.

A plaza llena, se dio el segundo conversatorio en el Centro Español dentro del ciclo que ha preparado la empresa Casa Toreros conjuntamente con la peña El Puntillazo. En esta ocasión se presentaron el matador Alberto López Simón con el mayoral de la ganadería de Zalduendo, don Joaquín Ramos.

López Simón se presentará hoy domingo 20, en la tercera corrida del ciclo ferial en un expectante mano a mano con nuestro compatriota Joaquín Galdós Moreno que viene a por todas en pos de consagrarse definitivamente. Precisamente ante la reconocida ganadería extremeña de Zalduendo,

Joaquín Ramos nos contó detalles del origen de la ganadería que pasta en la finca Los Guateles, Cáceres, Extremadura. Divisa encarnada y azul. Fue fundada con reses navarras de don Joaquín Zalduendo allá por los finales del siglo diecicocho, pasando de mano en mano por sus generaciones hasta llegar a mediados de los años treinta a manos de Martín de Amigot que la comprara conservando el hierro y la divisa original. Posteriormente, en 1946 se hizo cargo su hijo don Javier Amigot Sánchez pasando a ser vendida a Villaralto SA en 1965. En 1987 es adquirida por don Fernando Domecq Solís que elimina toda la vacada pero conservando el hierro, señal y divisa para formar una nueva con sangre de Jandilla que él mantenía. En el año 2014 se constituye el consorcio Zalduendo S.L.U. que se hace con ella por lo que su procedencia actual está reseñada como Jandilla.

__López Simon: "..me ilusiona mucho volver a Acho y sentir el calor de su afición..."

"...ayer estuve en casa de Joaquín, tentando y la verdad que lo he pasado muy bien, somos amigos y me entusiasma salir mañana a hacer el paseíllo con él..es un gran torero y llegará lejos."

__Joaquín Ramos: "...la bravura del toro no se mide en el caballo, olvídense de ese concepto. Un toro es bravo cuando dura todo el muletazo..."


Felicitaciones nuevamente a los organizadores.

2 comentarios:

  1. Estimado Duce, enhorabuena por el blog! Que bueno que los aficionados independientes dejen también su opinión en las redes, muy aparte de los "críticos" oficiales o periodistas taurinos.

    Una pregunta, ¿tu que opinas de esto último que dijo el mayoral de Zalduendo que nos olvidemos de medir la bravura del toro en el caballo?

    Saludos,
    Gustavo Ortiz

    ResponderEliminar
  2. Estimado Gustavo, advertido por ti en la plaza esta tarde respecto al comentario tuyo, entro para darte respuesta sobre mi parecer. Sobre el mismo te diré que es más que evidente el encomillado en que encierro dicha frase de Joaquín Ramos. No comparto del todo dicha apreciación. Ciertamente por bravura uno entiende la acometividad que emplea el toro, ese poder ofensivo que lo lleva a embestir todo cuanto esté en su delante. De antaño esto era exclusivamente considerado en la suerte de varas, siendo que cuantas más veces arremetía al caballo era sinónimo de mayor bravura. Entrar decidido al castigo pese a los varios puyazos que pudiera recibir le daban la característica de toro bravo. Hasta ahí tal como los textos antiguos nos lo decían. Hoy en día se trata de soslayar aquello por cuanto la tendencia es predominar un toro más para el lucimiento con lo que, válidamente se podría afirmar lo sostenido anoche por el mayoral de Zalduendo. En realidad Gustavo, un toro bravo debe serlo en todo el transcurso de la lidia sin descartar o relativizar su comportamiento según convenga. Creo que mi encomillado descubrió en algo al conocedor Joaquín, que dicho en honor a la verdad, nos regaló una charla magistral anoche.Gracias por pasar por mi espacio y participar, viniendo de ti, tremendo aficionado como eres, me halaga y alienta. Saludos.

    ResponderEliminar